miércoles, 16 de mayo de 2018

Objetivo 226: Así se planifica una Temporada para ciclistas de categoría cadete



Nuestro colaborador OBJETIVO 226 ha preparado un interesante artículo referente a un ejemplo práctico de planificación de una temporada ciclista cadete. Aquí os lo dejamos.

A continuación, os vamos a presentar un caso práctico sobre cómo desarrollar una temporada ciclista para la categoría cadete. Este ejemplo que vamos a desarrollar fue el diseño que empleamos en Objetivo226 durante la temporada 2016/2017 siendo los preparadores físicos de la Escuela Ciclista Zaragoza en dicha categoría, llevándonos a alcanzar numerosos éxitos.
Como comentamos en la entrada anterior sobre cómo diseñar una planificación de la temporada, se empezará a principios de noviembre después de haber estado en torno a un mes de descanso para recuperar y desconectar de la bicicleta (tanto a nivel físico como psicológico). En este punto da comienzo la pretemporada, que no tiene otro objetivo que el de preparar al ciclista de cara a las competiciones que vendrán a partir de marzo, siendo su duración estimada de entre 3 y 4 meses (dependiendo de cuándo se ha terminado la temporada anterior y de cuándo empiezan las primeras carreras).
Durante la pretemporada vamos a combinar el trabajo de fuerza (principalmente en sala de musculación) con otros deportes alternativos como el running, la natación o el senderismo y, progresivamente, se irá introduciendo la bicicleta. En estas edades, el entrenamiento en el gimnasio tiene como principal objetivo fortalecer y compensar los grupos musculares que no se desarrollan tanto al ir en bicicleta (especialmente del tren superior y el CORE) y no la ganancia de masa muscular, utilizando una gran variedad de ejercicios sin mucho peso. Con la práctica de otros deportes complementarios buscamos mantener el nivel de forma física.
Respecto a la bicicleta, siempre surgen más dudas sobre cuándo es el momento ideal para retomarla, no vaya a ser que empecemos demasiado pronto y nos pasemos de forma o por el contrario, empecemos demasiado tarde y no estemos listos para las primeras carreras. Basándonos en la experiencia que tuvimos el año pasado (y teniendo en cuenta que en invierno por la tarde se hace muy pronto de noche y por tanto puede ser peligroso entrenar) podemos decir que, para un ciclista cadete, con entrenar los fines de semana haciendo tiradas largas (máximo tres horas) a una intensidad media/baja (sin sobrepasar el umbral anaeróbico) en los meses de noviembre y diciembre junto con el gimnasio y/o los deportes alternativos es suficiente para llegar en plena forma al mes de marzo. Aunque, por supuesto, esto habría que adaptarlo personalmente a cada uno en función de su situación a través de un preparador físico cualificado.

 
Pasados los dos primeros meses de pretemporada y aprovechando que las vacaciones de navidad han terminado, es el momento de aumentar la cantidad de entrenamientos con la bicicleta, centrándonos únicamente en entrenamientos en gimnasio (con dos sesiones a la semana es más que suficiente) y en bicicleta (que ya empezaremos con alguna que otra serie a alta intensidad por encima del umbral).
Encarando la recta final de la pretemporada (principios de febrero), es el momento ideal para eliminar las sesiones de fortalecimiento en el gimnasio y aprovechar para que cada uno de los ciclistas se someta a una prueba de esfuerzo. Ésta nos va a dar la seguridad de saber que todo funciona correctamente en el organismo, a la vez que nos aportará datos relevantes sobre el rendimiento deportivo (para establecer las zonas de entrenamientos, comparar la evolución y mejora con las pruebas de otros años, analizar fortalezas y debilidades del deportista, etc.). En esta parte final de la pretemporada los entrenamientos con la bicicleta ya serán más intensos entre semana puesto que ya se habrá incrementado nuestra capacidad aeróbica durante la pretemporada, lo cual será la base de la temporada ciclista.
Tal y como os comentamos en la entrada anterior, la carga que supongan los entrenamientos de cada semana no va a ser igual. Estableceremos los mesociclos y microciclos en función de la densidad competitiva que encontremos a lo largo de la temporada y de los objetivos que nos hayamos marcado (como, por ejemplo, la Vuelta al Bajo Aragón, el Campeonato de Aragón o el Campeonato de España). Por ello, habrá semanas donde no exista competición, o haya carreras que sirvan como “control” o “toma de contacto”, donde la carga de entrenamientos (en volumen e intensidad) será elevada, mientras que en las semanas donde existan competiciones importantes la carga del microciclo será menor con el fin de llegar en las mejores condiciones a la carrera.
Dentro del propio periodo competitivo, en el que prácticamente cada fin de semana tengamos una o varias o carreras, tendremos que seguir entrenando para continuar mejorando, pero condicionados por el calendario, ya que la mejor forma de llegar a una carrera es totalmente descansado antes que haber apurado los días y llegar con algo de fatiga.


 
Cuando veamos que va llegando el final del periodo competitivo (generalmente coincide con el mes de septiembre) tendremos que empezar a reducir progresivamente la carga de los entrenamientos, disminuyendo la intensidad y los kilómetros semanales.
Siguiendo esta planificación, la temporada pasada con la Escuela Ciclista Zaragoza categoría cadete junto al gran trabajo, esfuerzo y compromiso de los ciclistas y de sus directores, podemos decir orgullosos que fue todo un éxito, ya que conseguimos un palmarés envidiable con:
  • 7 victorias parciales;
  • 4 premios de montaña;
  • 6 veces vencedores por equipos;
  • Una medalla de bronce en el Campeonato de Aragón de carretera;
  • Un Campeonato de Aragón en XCO;
  • Un 4º puesto en la general de la prestigiosa Aiarako Bira (también fuimos 2º por equipos y 2º en metas volantes);
  • 3º puesto de Álvaro Ibáñez en la 2º etapa de la Vuelta al Bajo Aragón junto a su triunfo en la Copa Aragonesa de ciclismo cadete




ALBERTO CARABANTES Y MAURO GRASSI, PREPARADORES FÍSICOS DE OBJETIVO 226

No hay comentarios:

Publicar un comentario