viernes, 23 de octubre de 2015

Entrevistamos al Juez-Arbitro aragonés Javier Bielsa



Javier Bielsa es un joven Juez-arbitro andorrano de 22 años que, tras haber competido como ciclista en su niñez, decidió seguir la estela de su padre Luis Miguel en este menester tan complejo, y a veces desagradecido, del arbitraje. Ahora, ya con seis temporadas a sus espaldas, nos ofrece la posibilidad de conocer un poquito mejor su pasión por este mundo y su propia persona dentro y fuera de la competición.




-Bueno Javier, háblanos un poco de tus comienzos en esto del arbitraje, imagino que tu padre algo tendría que ver…

- La verdad es que empecé a cogerle el gustillo cuando no tenía ninguna carrera y me dejaban ir con los árbitros en algunas pruebas de carretera. Mi padre empezó allá por el año 2007 y en la temporada 2010 decidí sacarme la licencia de “Aspirante a Juez Árbitro Juvenil” ya que entonces era menor de edad y además me apetecía probar para ver qué tal iba. Definitivamente decidí continuar cuando mi padre en 2010 accedió a la categoría de “Juez Árbitro Nacional”. Eso me motivó mucho, ya que lo he tenido siempre como guía.


-Con anterioridad tú ya habías estado ligado al ciclismo, ya que comenzaste como corredor si no me equivoco…¿Cómo fueron esos años? ¿Qué recuerdos tienes? ¿hasta que edad corriste y por que lo dejaste?

-Sí, empecé mi andadura en este deporte como corredor en la Escuela de Ciclismo de Andorra a finales de 2003, y en 2004 empecé a competir siendo alevín de 1er año. Me acuerdo de que cada fin de semana que había carrera estaba contento porque me lo pasaba muy bien , tanto en los viajes en autobús como en la propia carrera aunque al principio me costaba mucho porque no hacía mucho deporte.
Estuve en competición activamente hasta finales de 2009, cuando era cadete de 2º año decidiendo dejarlo porque ese año empecé mis estudios de Bachillerato y creía que no iba a llegar a todo, porque si decidía continuar  pasaba a Juveniles. Obviamente los estudios son los primero y es algo que he tenido claro siempre.


-¿Por qué te dio por este deporte y no por otro?

-La “culpa” de que esté en este deporte es del que por aquel entonces era mi profesor de Educación Física, Luis Comín. Estábamos en clase y nos comentó que se había abierto una Escuela de Ciclismo en Andorra, por si nos apetecía ir. No hacía mucho deporte, porque nunca me han gustado los deportes de balón, así que me dije “voy a probar” y una cosa llevó a la otra.


-¿Qué diferencias y similitudes aprecias, desde tu experiencia, en el ciclismo de los años en los que tú comenzabas a competir y el de ahora?

-Tengo que decir que donde más cambios ha habido ha sido en el Ciclismo Base, porque antes por ponerte un ejemplo, las pruebas de Escuelas eran gestionadas por los “Monitores”, no había árbitros. Recuerdo incluso que hasta el Presidente de la Federación venía a algunas carreras y tomaba tiempos.
Lo que estoy viendo me gusta, el compañerismo y el buen ambiente que hay en las carreras entre todas las partes es sanísimo y es algo que debe mantenerse.
En contra tengo que decir que antes, por ejemplo había más carreras de Cadetes, Juveniles… a lo largo de la temporada. Es algo en lo que todos deberíamos aportar para que vuelva a ser como antes.


-Actualmente haces las labores de Juez-árbitro en todo tipo de pruebas…escuelas, seniors, carretera, btt ¿Hay alguna que prefieras arbitrar por encima de las demás? 

-No me cabe ninguna duda al respecto, las pruebas de Escuelas. Es algo en lo que mi padre y yo somos iguales. El resto de pruebas también me gustan, porque hacemos lo que nos gusta, que es arbitrar, pero el Ciclismo Base tiene algo que el resto de pruebas no tiene.

Javier dando la salida a un corredor francés en la gymkana del intercambio celebrado este año en Sabiñánigo


-¿Qué es lo más complicado en una prueba de Escuelas?

-No te lo sabría decir a ciencia cierta. Depende un poco de la prueba y de lo que te toque hacer ese día. Las pruebas de línea son siempre iguales pero a veces cuesta tener controlados a todos los doblados sobretodo en Infantiles si hay muchos o el circuito tiene poca longitud.



-¿Y, por ejemplo, en un Campeonato de Aragón?

-En un Campeonato de Aragón lo más complicado para mi es coger los dorsales en meta si el grupo que viene es demasiado grande. Lo demás es relativamente sencillo, aunque todo tiene su complejidad. 

Javier tomando tiempos en la llegada del Campeonato de Aragón cadete


-¿Cuál ha sido tu prueba más importante?

-Mi prueba más importante hasta la fecha ha sido la que se celebró el pasado puente del 1 de Mayo en el Principado de Andorra. El Comité Catalán requería apoyo de dos Jueces de Aragón porque ellos no disponían de más, así que tuvimos la oportunidad  mi padre y yo, junto con una compañera del propio Comité Catalán, de ir a una prueba de la Copa Catalana valedera para la Copa del Mundo de DHI UCI durante 2 días. Además el circuito era exactamente el mismo que en el que el mes de Septiembre se celebraron los Campeonatos del Mundo de DHI.

A esta prueba vino un árbitro francés internacional nombrado por la UCI que nos designó para estar controlando las salidas y demás menesteres que esto conlleva.
El primer día estuvimos mi padre y yo en la zona de salidas verificando que todos los corredores efectuaran al menos dos entrenamientos oficiales.
Posteriormente el domingo estuvimos dando las salidas para la clasificación para la ronda final y las salidas de la ronda final. Fue una prueba en la que disfruté muchísimo y aprendí otras disciplinas que normalmente no tenemos la suerte de poder hacer en Aragón.
¡Y eso que no quería ir cuando me lo preguntaron porque tenía miedo de hacerlo mal! Gracias a Javier Viñao y Santi Rodríguez que me convencieron diciéndome que tenía que demostrar lo que ponía en la licencia.
Definitivamente tenían razón y me o pasé “como un enano”.

En Andorra en una prueba valedera para la Copa del Mundo



-Imagino que aun siendo bastante joven algún mal trago habrás pasado también en alguna carrera…

-Te mentiría si te dijera que no. He tenido suerte porque  han sido muy poquitas veces. En estos casos lo importante es mantener la sangre fría e intentar no alterarse pase lo que pase. Las veces que me ha pasado, lo lógico antes de tomar cualquier decisión, salvo que fuera algo muy grave de libro, es consultarlo con el Presidente del Jurado Técnico y los compañeros. En mis inicios recuerdo que tuvimos que neutralizar una prueba de carretera porque había habido un accidente en esa carretera y la Guardia Civil había cortado la misma. Lo pasé mal, pues en ese momento piensas que deberías tener todo controlado porque la carrera puede finalizar en ese mismo momento.



-¿Cuántos jueces estáis en Aragón en la actualidad? ¿Sois suficientes o deberíais ser más?

-En estos momentos estamos 17 compañeros con licencia propiamente dicha y 4 compañeros aspirantes. Hay momentos a lo largo de la temporada que son críticos porque puede haber varias carreras el mismo fin de semana y no siempre podemos estar todos  disponibles.


-¿Qué tiene que hacer alguien que quiera sumarse a ese equipo arbitral? ¿Qué pruebas ha de superar?

-Para poder estar en este mundillo lo primero es que te tiene que gustar mucho. Lo segundo es ser respetuoso y tener capacidad de escuchar y dialogar ante cualquier dificultad y, tal vez lo más difícil, no imponer autoridad porque seas el Juez, pero tampoco perderla. Tiene que haber un equilibrio.

Hay una serie de categorías que son:
Aspirante Juvenil o Aspirante (dependiendo de si eres mayor o menor de edad), Autonómico, Nacional, Nacional Élite e Internacional UCI.

Cuando se empieza no hace falta pruebas. Si eres menor de edad serás Aspirante Juvenil y si eres mayor de edad Aspirante hasta, que en ambas categorías hagas el examen con los contenidos que marca el Comité Técnico de Árbitros de la RFEC desde Madrid y accedas a la categoría de Autonómico dentro de las 6 especialidades que tiene el Ciclismo.
En cada categoría debes permanecer un mínimo de 3 años para poder acceder a la categoría superior. Hasta la categoría de Nacional Élite inclusive los exámenes de hacen en Madrid, mientras que para Internacional UCI debes ir a Suiza haciendo estos exámenes en Inglés o Francés, dependiendo de la convocatoria que saque la UCI.

Con sus compañeros al concluir la 2ª etapa de la Vuelta al Bajo Aragón cadete de este año



-¿Qué aspiraciones tienes de cara al futuro?

-Si te soy sincero tengo una ilusión. Me gustaría ser el primer Internacional UCI de Aragón. De momento a esperar para poder acceder a Nacional Élite, si puede ser para finales de 2017 que será cuando lleve 3 años en la categoría Nacional que obtuve en Diciembre del año pasado en Madrid. No todos los años se convocan exámenes para acceder a las distintas categorías, aunque lo normal es que convocatoria de Autonómico salga todos los años.


-¿Cómo es el trabajo codo a codo con tu padre?

-No sé muy bien cómo explicarlo. Es muy fácil trabajar con él porque me transmite muchísima confianza, además de que transmite mucha seguridad y para lo bueno y lo malo, “todo queda en casa”.
Estoy estudiando y siempre que puedo, cuando mis estudios me lo permiten, le echo una mano, algo que él agradece porque también va muy pillado de tiempo.

Javier y su padre Luís Miguel, un binomio inseparable dentro y fuera del ciclismo


-¿Qué admiras de él y que cambiarías?

-Qué pregunta más complicada. Admiro sus ganas de estar siempre al pie del cañón y de estar siempre pensando en cosas a mejorar para aportar su granito de arena en todo lo que se le ocurre. Para él, este deporte significa mucho al igual que para mí. Después de su trabajo esto, aparte de ser un “hobbie”, es algo que le hace olvidarse del día a día y des-estresarse.

Si cambiaría una cosa y es que le hiciera caso a su médico e hiciera algo de natación por el bien de su espalda. Pero como es tan cabezón cuando quiere pues, ¡qué le vamos a hacer!


-Dentro de la reglamentación de los Juegos Escolares que es la que nos ocupa ¿Harías algún tipo de modificación o consideras que todo está correcto?

-La Federación ha apostado fuerte por el Ciclismo Base y cada año se van haciendo modificaciones en el Reglamento de los Juegos Escolares. Gracias a este esfuerzo realizado tanto por la Federación como por los Clubes, que al fin y al cabo son los importantes, el número de niñ@s a aumentado de una forma considerable progresivamente.
Si hay algo que cambiaría sería la forma de realización de las gymkhanas en cuanto a realizar dos de forma paralela en las pruebas para agilizar el tiempo. A veces se hacen muy aburridas ya que no toma el mismo tiempo hacer una gymkhana que una contrarreloj o un sprint entre dos corredores.

De todas formas, todas estas ideas han de ser consensuadas entre todos porque cada uno tiene su punto de vista. No es lo mismo cómo lo veo yo a cómo lo puede ver un monitor o el club que organice las pruebas, así que hay que debatir y ver cuál es el punto en el que convergemos. 

Javier y su padre junto a Santiago Cañardo, otro joven Árbitro




-Imagino que a estas alturas de año ya con ganas de desconectar y descansar algún tiempo…¿Qué balance haces de la temporada?

-Ha sido una temporada muy larga. Empecé el 14 de Marzo y acabé con el Critérium de Ejea de los Caballeros. Ha habido algún mes que he estado todos los fines de semana en alguna prueba. No obstante aún quedan algunas pruebas de Ciclo Cross para Diciembre y, aunque no sea nombrado me gustaría ir para ver cómo funciona esta especialidad ya que nunca he visto ninguna prueba y tengo ganas de aprender su funcionamiento.
La temporada, aparte de larga ha sido muy buena. He aprendido cosas nuevas y he estado en disciplinas que no había arbitrado como en DHI del Principado de Andorra o en el BMX de Ricla. Ambas impresionantes. Siempre te dicen que son espectaculares, pero hasta que no lo ves en directo no te imaginas cuánto.


-¿Te ves dentro de muchos años en esto del arbitraje o crees que será algo pasajero?

-Sinceramente espero continuar en el arbitraje, seguir disfrutando con esto y lo más importante, seguir aprendiendo y formándome.

En el control de firmas de la Vuelta al Bajo Aragón 2012



-¿También se pasan nervios cuando uno se dirige a arbitrar una competición o es diferente a cuando se compite?

-No me cabe ninguna duda al respecto. Cuando eres árbitro y vas a una prueba, yo al menos, lo primero que quiero es que todo salga bien y por supuesto que no haya ninguna caída.
En algunos aspectos, tal vez los nervios por no caerse o porque no haya ninguna caída sean puntos en común entre nosotros y los corredores.



-¿En que zona del pelotón se disfruta más como árbitro? ¿Delante, detrás? Imagino que la labor de ir dejando fuera de carrera a corredores no será nada agradable…

-He tenido la oportunidad de ir tanto delante del pelotón como detrás del Presidente del Jurado Técnico por detrás del pelotón. Cuando hay ataques, por delante es muy emocionante medir tiempos, parar a coger Metas Volantes o Premios de Montaña. Por detrás también se disfruta si hay bastantes coches de equipo ya que si no es más aburrido.
Retirar corredores nunca es agradable, pero así es a veces este deporte.
Definitivamente no me quedo ni delante ni detrás. Cuando más disfruto es cuando estás adelantando en carrera, por ejemplo en una bajada  ya que, por lo menos en mi caso, libero mucha adrenalina y me lo paso muy bien.

Javier en plena carrera controlando un grupo escapado


-¿Cómo se define Javier Bielsa como Juez-arbitro?

-Me definiría como alguien con ganas de aprender para poder mejorar y como una persona que, cuando se equivoca saber pedir disculpas y rectificar los errores para aprender de ellos e intentar no volver a cometerlos. Intento aprender de todo el mundo, tanto lo que debo hacer mejor como lo que no debo hacer. 



-¿Has tenido algún encontronazo fuerte con corredores, directores, etc…?

-Por suerte he tenido pocos encontronazos. Los que he tenido he intentado solucionarlos dialogando y buscando rápidamente la solución al problema.

Javier a punto de dar comienzo a una reunión de Directores


-Por último Javier, para finalizar. ¿Hay algo que quieras recalcar?

-Me gustaría dar las gracias por todo a mi familia, en especial a mi padre, a mi madre y a mis tíos. Son lo mejor que tengo y siempre están ahí para apoyarme. Muchas gracias.”


¡¡¡MUCHAS GRACIAS POR TODO Y SUERTE!!! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario