jueves, 12 de marzo de 2015

Charlamos con Julio García; Corredor cadete del GMC-MONAJ

Julio García Soriano es un ciclista zaragozano de 15 años, perteneciente al conjunto GMC-MONAJ-ESCUELA CICLISTA ZARAGOZA, que en la presente campaña cumple su 2ª temporada en categoría cadete. Tras un año de aclimatación a la misma, Julio piensa en progresar este 2015 y sobre todo, principalmente, en seguir practicando este deporte que tantas satisfacciones personales le produce, sin fijarse metas concretas.



-Bueno Julio, próxima a comenzar tu 2ª temporada en categoría cadete…¿Qué esperas que suceda este año? ¿Qué aspiraciones personales te has marcado?

-Espero ir mejorando respecto al anterior y pasarlo bien en las carreras. Aspiraciones…, la verdad es que no me he marcado ninguna en concreto.

-¿Y respecto a tu equipo? ¿Qué nivel crees que puedes dar el GMC con las altas y bajas producidas respecto a la pasada temporada? 

-El equipo va bien, se va notando la mejora desde que empezamos la pre-temporada, con varios compañeros nuevos, hasta ahora. Dentro del equipo nos llevamos bien y eso me parece importante para que funcione. Este año ya no contamos con Samuel, que ahora corre en juveniles; Miguel, que cambió de equipo; Héctor, a quien deseo que se recupere de sus lesiones; y Javi, que ahora juega al baloncesto.
La verdad es que hemos empezado bien, como te digo. Este año empiezan a hacer ciclismo Iulen y Adrián; pero también están Daniel y Sergio, ya del año pasado; y Pablo, que sube de infantiles. Espero que este curso podamos pasarlo bien y estar a gusto en las carreras.
La verdad es que los entrenadores lo han hecho y lo están haciendo bastante bien para prepararnos hacia las competiciones y nos ayudan en lo que necesitemos.


-¿Qué destacarías de tu primer año en la categoría? ¿Se nota tanto como dicen el paso a cadetes?

-Es verdad que el paso a cadetes se nota: los entrenamientos son más duros; los pelotones son muy numerosos y cuesta aprender a ir en ellos; las carreras son más largas y rápidas…
Pero también hay cosas que apetecen, como también las carreras dejan de ser todo en circuitos; y no hay que hacer «gymkanas», que no me acababan de gustar.


-Recuérdanos tu primera competición en la categoría, tus impresiones

-Mi primera competición como cadete fue el Trofeo Memorial de Óscar Llanos, en Santa Isabel. No estaba precisamente fuerte y había más gente que en infantiles. ¿Las impresiones?, cuando empiezas la carrera ves que van muy rápido y, a lo que te das cuenta, medio pelotón se ha ido ya por delante.

-¿Cómo van los entrenamientos de pretemporada? ¿acumuláis muchos kilómetros? ¿En qué consisten principalmente? ¿Cuántos días entrenáis?

-Los entrenamientos son parecidos a los del año pasado, pero ahora ya sabemos mejor cómo debemos hacerlos. Solemos entrenar cinco o seis días a la semana. Uno lo dedicamos al gimnasio y el resto a la bicicleta para hacer series o salidas con el equipo. No suelo llevar el cuentakilómetros, por lo que no puedo decirte cuántos Kilómetros llevamos.

-Haz memoria y háblanos de tus comienzos en el ciclismo en el C.C.Iberia en tu primer año de infantiles. (cómo llegaste allí, competiciones, que aprendiste, entrenadores, etc….

-Como bien has dicho, corrí en la Escuela del C.C.Iberia durante mis dos años de Infantiles. Llegué allí por casualidad. Nuestros padres ya nos dejaban salir en bici por las tardes, así que mi amigo Sergio Domínguez y yo solíamos salir en bici después de comer. Empezamos a pensar en hacer competiciones y correr carreras, y se lo propusimos a nuestros padres. Como no nos hicieron demasiado caso, empezamos a buscar por Internet y encontramos un equipo de nuestra edad: la Escuela del C.C.Iberia. Los principios siempre son difíciles y el nuestro no fue una excepción. Todo el equipo de Escuelas éramos nosotros dos. Empezamos a entrenar con Alberto Cubel haciendo «gymkanas» y pequeñas rutas. No teníamos siquiera conos y teníamos que usar botellines y compañeros para practicar. Aprendimos bastante y, un buen día, aparecieron conos nuevos. Más tarde llegó la ropa del equipo y tuvimos bicicletas de carretera. Empezamos a ir a carreras, a ir conociendo a otros ciclistas y a aprender bastante. También se unirían Ana, Diego, Darina, Amets, Guillermo, Juan y Magno, con los que pasé esos dos buenos años hasta tener que pasarnos al C.C.Zaragozano.



-¿Cómo es el ambiente en las competiciones de escuelas? 

-En escuelas el ambiente es muy bueno. Además, al no haber muchos corredores, conoces prácticamente a todos. Es verdad que hay nervios, eso sí, sobre todo en la fila de antes de las «gymkanas» o en las salidas.

-Siempre unido a tu compañero de equipo Sergio Domínguez…¿Qué nos puedes decir de el? ¿Dará que hablar este año?

-Sergio es buen compañero y amigo mío. Llevamos juntos desde hace bastante tiempo y, gracias a eso, podemos ahora disfrutar los dos de la bicicleta. Creo que el año pasado podría haber hecho una gran temporada, pero lo frenó su caída. Las caídas son algo que siempre puede pasar, pero que nunca gustan, y menos cuando te impiden montar en bici durante bastante tiempo. Este año, si no pasa nada, creo que sí va a dar que hablar.



-¿Cómo te defines sobre la bicicleta?

-No sabría que decirte, eso mejor que lo contesten los que me conocen

-¿En qué crees que has progresado más desde esos inicios que comentábamos antes en el C.C.Iberia?

-Creo que mi mayor mejora ha sido quitarme los miedos que tenía. También he mejorado algo mi control de la bicicleta.

-¿Y eso en lo que tienes mucho que mejorar?

-Mi punto débil sigue siendo la subida, donde, a menudo, soy bastante lento. También creo que debo mejorar mi arrancada, mi sprint y colocación en el pelotón.


 -¿Qué opina tu familia de tu afición por la bicicleta?

-Bueno, están contentos porque me ven contento a mí y saben que me gusta. A mi padre le gusta hacer fotos en las carreras. Mi madre…, ella lo aguanta peor porque pasa bastante miedo. A mis hermanas se les hace algo más pesado, pero les gusta el ambiente de las carreras y se lo pasan bien; aunque al final la temporada se les hace un poco larga…




-¿Piensas a largo plazo en lo que te puede deparar el ciclismo en los próximos años o eres de los que viven el presente y en adelante se verá lo que ocurre?

-No pienso a largo plazo. Esto me gusta y espero poder hacerlo durante mucho tiempo, pero prefiero pensar en el presente y mañana Dios dirá.


-¿Practicas o disfrutas viendo algún otro deporte?

-Cuando tengo tiempo, me gusta jugar al frontón. También me gusta ver fútbol y, claro, si gana el Real Madrid mejor, ja, ja.

-¿Qué es lo que más te gusta hacer en tu tiempo libre? (Además de montar en bicicleta)

-Entre semana hay poco tiempo libre porque antes tienes que entrrenar. Prácticamente me gusta todo aquello que vuele. Me gusta ver vídeos, usar simuladores y leer libros de aviones. Realmente, entre semana, le dedico mucho rato a ello. Los días festivos puedes hacer más cosas, ya que tienes mucho más tiempo.

-Alguien que te haya impresionado en los años que llevas compitiendo…ese que hayas dicho…ostras que bueno es ese chaval!!!!

-Hay mucha gente muy buena, pero el que más me ha impresionado ha sido Samuel Picazo. Supongo que será porque cuando yo estaba empezando lo veía ganar muchas carreras e iba realmente rápido. 



 
-¿Qué competición del año pasado esperas no perderte este año? ¿por qué?

-Supongo que la Vuelta al Bajo Aragón. Es diferente a las demás carreras.



-¿Hubo alguna con condiciones climatológicas especialmente adversas? ¿Cómo se afrontan esos días?

-Que yo recuerde, la de peor climatología fue en Murieta, en Navarra. Empezamos la carrera con buen día, algo nublado, pero buen día. Pronto acabó de nublarse y empezó a llover y a granizar. Hacía frío y el granizo no era muy cómodo... Al final es como una carrera más, pero es verdad que en cuanto paré me metí al coche y tardé un buen rato para entrar en calor.




 







No hay comentarios:

Publicar un comentario